La Asociación de Talleres y el ayuntamiento de Talavera analizan los talleres ilegales en la ciudad

El alcalde de Talavera de la Reina, Jaime Ramos, muestra su disposición para ayudar a los talleres que cumplen la normativa y erradicar los ilegales

Talavera de la Reina, 30 enero 2018. Los años de crisis económica han provocado que en Talavera de la Reina apareciesen talleres ilegales, que ya representan el 15% de todos los existentes en la ciudad. Así se ha reflejado en la reunión que ha mantenido el alcalde, Jaime Ramos, con los representantes de la asociación de empresarios de talleres de reparación de vehículos, integrada en Fedeto, que preside la empresaria María de los Ángeles Martínez Hurtado.

En este interesante encuentro, el sector ha trasmitido las denuncias que han llegado a la asociación al respecto. De esta forma se ha evidenciado una situación que lamentablemente repercute de manera directa en los empresarios de talleres que asumen y cumplen con la normativa que se aplica al sector.

Los perjuicios no sólo son de carácter económico, sino que también afectan a los consumidores puesto que se limitan los derechos de los consumidores, como por ejemplo, el derecho a la garantía de la reparación.

Asimismo se induce a que se provoquen riesgos en la seguridad vial por la dudosa calidad de las reparaciones y de los materiales y recambios utilizados, pues en la mayoría de los casos ni siquiera cuentan con la posibilidad de acceso a la información técnica del fabricante.

Además ponen en peligro el medioambiente al desconocerse el destino de los residuos tóxicos y peligrosos que se generan en este sector. De manera que también se suscitan problemas relacionados con la seguridad industrial en sus instalaciones y en materia de prevención de riesgos laborales.

Lo que también es evidente es que los talleres ilegales provocan una situación de malestar entre los vecinos y empresarios del sector, puesto que se pagan tasas e impuestos frente a las personas que hacen esa labor de manera ilegal sin cumplir con la normativa municipal y del sector, y por supuesto no pagan impuesto alguno pudiendo así mantener unos precios más bajos.