Fedeto alerta de que Cámara España puede pretender rescatar el canon cameral obligatorio

Toledo 22/07/2016. Como es sabido, la nueva Ley de las Cámaras de Comercio eliminó el canon cameral obligatorio que en su momento todas las empresas debían pagar. La nueva legislación permite, no obstante que las empresas puedan hacer aportaciones de carácter voluntario. Sucede que después de los años este tipo de aportaciones voluntarias no han resultado ser un éxito. Las empresas no pueden hacer frente a más costes.

A través de un documento al que ha tenido acceso Fedeto, recientemente la Cámara de España se ha dirigido a algunas Cámaras de Comercio de Castilla-La Mancha, para informar, que no consultar, que pretende poner en marcha sólo en nuestra región un proyecto piloto que, en una primera fase, tendría por objeto solicitar aportaciones económicas voluntarias a las grandes empresas del sector agroalimentario. Al parecer, de toda España, sólo a las empresas castellano-manchegas se les propondrá aportar voluntariamente entorno a unos 12.000€ anuales.

La Cámara de España pretende poner en marcha este proyecto recaudador al margen de la opinión de las Cámaras, pues no se ha dirigido a éstas para consultarles, sino que se ha limitado a informarlas de que pretende llevarlo a cabo. Al menos este es el caso de la Cámara de Toledo.

En unos momentos tan delicados para las empresas no se entiende que una entidad Cameral de carácter nacional se proponga actuar de esta manera salvo, claro está, que este proyecto piloto sea la antesala de, posteriormente, solicitar estas aportaciones a empresas medianas, pequeñas y autónomos y, a la postre, volver a imponer a las empresas, en el futuro, un canon cameral obligatorio.

Las pruebas, ensayos o proyectos piloto para las empresas, en momentos de crisis económica, no deben improvisarse ni ser arbitrarios. Porque la pregunta es por qué un proyecto de estas características, que tiene por objeto recaudar fondos para la Cámara de España, se ensaya sólo en Castilla-La Mancha y no en otras regiones.

Las empresas de nuestra región afrontan todavía una difícil situación económica como para que aparte de impuestos, tasas y otros tributos tengan que hacer frente, además, a un pretendido canon hoy voluntario pero que se antoja justificación para volver a establecer uno de carácter obligatorio.

Según ha sido informada FEDETO, el Comité Ejecutivo de la Cámara de Toledo, en su sesión ordinaria del día de ayer, acordó por unanimidad oponerse a que este proyecto se lleve a cabo en Toledo. Desconocemos si las Cámaras de Cuenca y Ciudad Real lo apoyarán; flaco favor harían a las empresas de esas provincias. Igualmente desconocemos si las Cámaras de Albacete y Guadalajara, que en su momento padecieron una crisis económica que obligó al gobierno regional a una intervención directa sobre ellas (intervención que hoy se mantiene) lo apoyarían pues esto sería tanto como afirmar que el gobierno de Castilla-La Mancha avala este nuevo formato recaudador.

No es momento de improvisar mayores costes para las empresas. No, al menos en la provincia de Toledo ni en Castilla-La Mancha. Por ello, FEDETO apoya la iniciativa de la Cámara de Comercio de Toledo de remitir sendos escritos al Consejo Regional de Cámaras de Castilla-La Mancha y a la Cámara de España, manifestado su oposición a que se aplique esta medida en la provincia y en la región.

La paradoja se da en que el propio presidente de Cámara España, afincado en Cataluña pudiera querer para Castilla-La Mancha lo que no ha propuesto para Cataluña.

Es fácilmente previsible que al conocer que una de las provincias de Castilla-La Mancha se opone a una medida de estas características, desde Cámara de España o desde otras Cámaras provinciales se manifieste públicamente que ellas sí quieren un proyecto de estas características. Ello, sin duda, debe prevenirnos de lo que pudiera ser una intención final distinta: sugerir al gobierno de España modificar la actual ley nacional de Cámaras para implantar, en el futuro, un canon cameral obligatorio.