Ángel Nicolás reclama en la jornada de APD “un debate para remover las estructuras para controlar el absentismo laboral”

APD y la Mutua Solimat, han organizado una jornada, con la colaboración de Fedeto, sobre “El compromiso con la empresa. Cómo frenar el absentismo laboral”. 150 empresarios de toda la provincia de Toledo han asistido a este encuentro para conocer cómo deben reaccionar ante este hecho.

En la presentación han intervenido Ángel Nicolás García, presidente de Fedeto y Director Gerente Solimat, y Rafael Rodríguez Novillo, Consejero de APD y Director General de Industrias Metálicas ANRO.

Para Ángel Nicolás, “el absentismo laboral preocupa a los empresarios y debería preocupar a empresarios y Administración Pública. En España, 840.000 personas no acuden a su puesto de trabajo ni un solo día del año. El coste directo e indirecto es cercano a los 70.000 millones de euros, que pagamos todos”.

Si bien para Nicolás no todo el absentismo es fraude, “hemos detectado que un 20 % del mismo, cuando son notificados para una revisión médica, se dan de alta de manera voluntaria. Por tanto hay que establecer mecanismos, como por ejemplo a través de las Mutuas”.

El presidente de Fedeto y gerente de la mutua Solimat, considera que la solución pasa por que las mutuas “tengamos la capacidad no sólo de pagar la prestación sino también de gestionarla, que no lo hacemos”.

Nicolás considera imprescindible un debate nacional, porque la situación lo merece, argumentando que “en el Congreso de los Diputados se debaten asuntos de calado por 70 millones de euros, y no genera interés este hecho que suponen 70.000 millones de euros. Y es necesario remover las estructuras, con un debate nacional, para controlar las IT (Incapacidades Temporales) en contingencia común. Al respecto de las comunes, las mutuas han dado unas pérdidas en estas contingencias de 341 millones.

Por tanto desde las mutuas, Ángel Nicolás “reclama que nos dejen dar las altas de las IT para frenar esa bolsa de fraude; porque también ocurre que las pruebas que realizamos de manera inmediata en las mutuas con las mismas máquinas que en la Sanidad Pública, un señor se podría incorporar a su trabajo en quince días, pero tenemos que esperar tres o seis meses hasta que se realice la misma prueba en la Sanidad Pública”.