AREA FINANCIERA. DEPARTAMENTO ECONÓMICO

LAS PYMES Y AUTÓNOMOS YA PUEDEN RECIBIR LA INFORMACIÓN FINANCIERA PYME DE LAS ENTIDADES FINANCIERAS

El pasado mes de octubre entró en vigor la Circular 6/2016 del Banco de España, por la que las entidades financieras ya pueden emitir la denominada Información Financiera Pyme a sus clientes pymes y autónomos a los que vayan a cancelar o reducir la financiación por el 35% o más de lo que hasta ahora disfrutaban.

La Ley 5/2015, de fomento de la financiación empresarial, recoge la obligación de las entidades financieras de emitir esa información, relativa a su situación financiera e historial de pagos, y que viene a ser un amplio dossier que incluye un informe sobre la solvencia de la empresa. Este informe deberá ser entregado por las entidades con una antelación mínima de tres meses a la fecha de cancelación o reducción de la financiación.

Todas las entidades financieras aplicarán la misma metodología para realizar esta Información Financiera-Pyme, para estandarizar la calificación del riesgo que se otorga a las pymes y autónomos, de tal modo que sea válido en cualquier entidad financiera.

¿Qué contenido mínimo tendrá esa información?

a) Todas las declaraciones a la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE)
b) Datos comunicados por la entidad a empresas que presten servicios de información sobre la solvencia patrimonial y el crédito.
c) El historial crediticio, referido a los cinco años anteriores a la fecha de la notificación o a la fecha de solicitud.
d) Extracto de los movimientos realizados durante el último año en los contratos del flujo de financiación de la pyme o autónomo.
e) La calificación del riesgo de la pyme o autónomo. En este sentido, el riesgo podrá ser bajo, medio-bajo, medio-alto, alto o no disponible. Se trata de evaluar la calidad crediticia de los acreditados.


Con independencia al preaviso, ¿las empresas podrán disponer de esa información?

En cualquier caso, las pymes y autónomos a los que no afecte la reducción o cancelación de su financiación podrán solicitar, voluntariamente, dicha información financiera, en cuyo caso la entidad financiera podrá aplicar una tarifa.