IMPUESTO ESPECIAL SOBRE LOS ENVASES DE PLÁSTICO NO REUTILIZABLES

En el borrador de la futura ley de Residuos y Suelos contaminados, cuya tramitación ya se ha iniciado, se propone un nuevo Impuesto especial sobre los envases de plástico no reutilizables.

Esta prevista su entrada en vigor para el día 1 de julio de 2021

Se define como un tributo de naturaleza indirecta que recae sobre la fabricación, importación o adquisición intracomunitaria de los envases de plástico no reutilizable que vayan a ser objeto de introducción en el mercado español.

También está sujeta al impuesto la introducción irregular en territorio español de estos productos.

El sujeto pasivo será quien realice las referidas operaciones de fabricación, importación, adquisición intracomunitaria o introducción irregular de los envases.

No estarán sujetas al impuesto las adquisiciones intracomunitarias ni las importaciones de envases de plástico no reutilizables realizadas con fines particulares, cuando el peso de los envases objeto de dichas operaciones no exceda de 5 kilogramos.


El impuesto se aplicara a los envases de plástico no reutilizables.

a) Tendrán la consideración de envases; 1) los definidos como tales en la Ley 11/1997, del 24 de abril, de envases y residuos de envases, 2) todos los productos de plástico no reutilizables que sirvan para contener productos líquidos o sólidos, o para envolver bienes o productos alimenticios (como sería el caso del plástico film para uso en el hogar, vasos de plástico o el plástico para embalar y evitar roturas, entre otros), y 3) aquellos envases que, estando compuestos de más de un material, contengan plástico.

b) Dichos envases tendrán la consideración de no reutilizables cuando no hayan sido concebidos, diseñados y comercializados para realizar múltiples circuitos o rotaciones durante su ciclo de vida (es decir, para ser rellenados o reutilizados con el mismo fin para el que fueron concebidos).


Se establecen exenciones para la fabricación, importación o adquisición intracomunitaria de envases que se encuentren en alguna de las siguientes situaciones:

1. Envases que se destinen a ser enviados directamente a un territorio distinto al de aplicación del impuesto, quedando condicionada la exención a la justificación de la realidad de dicho envío.

2. Envases que hayan sido destruidos antes de la finalización del plazo previsto para presentar la autoliquidación del impuesto, para lo que será necesario probar su destrucción por cualquiera de los medios de prueba admisibles en derecho.

3. Envases que se destinen al acondicionamiento primario de medicamentos, siempre que dichas circunstancias queden acreditadas previo requerimiento de la Administración tributaria.

La cuota del impuesto se calcula aplicando un tipo de 0,45 euros por kilogramo de plástico contenido en los envases sometidos a tributación.

Se establece que los fabricantes podrán reducir la base imponible del impuesto en la cantidad de plástico incorporado al proceso de fabricación que provenga de plástico reciclado de productos utilizados en el territorio de aplicación del impuesto. Para ello será necesaria la correspondiente certificación del gestor de residuos proveedor del plástico incorporado al proceso de fabricación.

Por otra parte, los contribuyentes podrán deducir de sus autoliquidaciones el importe del impuesto pagado respecto de:

• Los envases que hayan sido enviados fuera del territorio de aplicación del impuesto.
• Los envases que, con anterioridad a su venta o entrega, hayan dejado de ser adecuados para su utilización o hayan sido destruidos, siempre que la existencia de dichos hechos haya sido probada ante la Administración, por cualquiera de los medios de prueba admisibles en derecho.
• Los envases por los que, una vez satisfecho el impuesto correspondiente, se destinen al acondicionamiento primario de medicamentos, siempre que dichas circunstancias queden acreditadas previo requerimiento de la Administración tributaria.

Los contribuyentes tendrán las siguientes obligaciones materiales y formales:

a. Autoliquidar e ingresar trimestralmente la deuda tributaria durante los veinte primeros días naturales del segundo mes posterior a cada trimestre natural. En las importaciones, el impuesto se liquidará en la forma prevista para la deuda aduanera, según lo dispuesto en la normativa aduanera.

b. Cursar su inscripción en el Registro territorial del Impuesto sobre los envases de plástico no reutilizables, antes del inicio de su actividad. La inscripción se deberá realizar durante los 30 días naturales siguientes a la entrada en vigor del impuesto.

c. Llevar determinados libros registros en soporte informático que se deberán presentar ante la oficina gestora por vía telemática dentro del mes siguiente a la finalización de cada trimestre natural: 1) libros registros de materias primas y envases por parte de los fabricantes y 2) libro registro de existencias por parte de los adquirentes intracomunitarios.

d. Nombramiento de un representante fiscal por parte de los contribuyentes no establecidos en territorio español, de acuerdo con lo establecido en el artículo 358 de la Directiva 2006/112/CE del Consejo, de 28 de noviembre de 2006, relativa al sistema común del Impuesto sobre el Valor Añadido.

e. Acreditar, por parte de los gestores de residuos, la cantidad de plástico, expresada en kilogramos, proveniente de plástico reciclado de productos utilizados en el territorio de aplicación del impuesto, que se entregue a los fabricantes de envases comprendidos en el ámbito objetivo del impuesto.


El incumplimiento de las anteriores obligaciones constituirá infracción tributaria sancionable.